Inicio / es-ar > Nociones en abrasivos > Microcristalino

Microcristalino

El concepto "microcristalino" se refiere a una estructura especial de la granulación de un abrasivo. En este caso, cada grano abrasivo cerámico individual está formado en el proceso de fabricación a partir de una multitud de pequeñas partículas de óxido de aluminio. Dado que se mantienen los finos límites de las distintas partículas de óxido de aluminio dentro del grano cerámico, el grano adquiere una denominada estructura microcristalina.

En el uso, un abrasivo con una estructura microcristalina del grano muestra un efecto de autoafilado: en cuanto la punta extrema de un grano queda roma durante el proceso de lijado, se rompe en el grano como consecuencia del aumento de la presión. Dado que esta rotura se produce siguiendo la estructura microcristalina, se vuelve a formar una nueva punta afilada del grano con la cual se puede seguir lijando sin pérdida de agresividad.

El requisito para el comportamiento de desgaste óptimo de un abrasivo con grano cerámico es que el lijado se efectúe con una presión de aplicación suficientemente grande.
El campo de aplicación principal para bandas abrasivas con grano cerámico microcristalino abarca los materiales difíciles de mecanizar, tales como aceros aleados, aceros finos y las denominadas superaleaciones.

Klingspor mantiene en su programa de productos diferentes abrasivos con grano cerámico que se diferencian, en función del ámbito de aplicación, a nivel de la flexibilidad y la resistencia al desgarre del soporte utilizado. Para las aplicaciones que requieren un lijado frío, el programa de productos de Klingspor comprende, además, abrasivos cerámicos microcristalinos con ligadura multicapa.


Volver a Conocimientos en rectificado
Examinar Nociones en abrasivos