Inicio / es-cl > Nociones en abrasivos > Tipos de grano

Tipos de grano

El concepto de "tipos de grano" designa, en el contexto de los abrasivos, los distintos tipos de minerales que se utilizan para la fabricación de herramientas abrasivas. Dado que la parte principal del proceso de lijado, es decir, el arranque de virutas del material a mecanizar, es realizada por estos minerales, el tipo de grano utilizado tiene una influencia considerable en el ámbito de aptitud y el rendimiento de un abrasivo.

En el siguiente gráfico se muestra una vista general de las propiedades de los distintos granos y del comportamiento de desgaste típico de los tipos de grano más usuales.

Históricamente, se distinguen los dos grandes grupos de tipos de grano naturales y sintéticos. Entre los tipos de grano naturales se encuentran, en particular, los materiales flint, granate y esmeril, aunque éstos ya apenas se utilizan en la fabricación de abrasivos. En su lugar se suelen emplear, en los abrasivos actuales, tipos de granos sintéticos, tales como corindón, corindón de circonio, carburo de silicio y corindón cerámico. En comparación a los tipos de grano naturales, no solo muestran ventajas claras con respecto a la dureza y tenacidad; además, ofrecen una mayor uniformidad en sus características, lo cual resulta fundamental para la fabricación y el uso de abrasivos para aplicaciones industriales exigentes.
Con el fin de proporcionar una amplia gama de aplicaciones amplia y una aptitud óptima, Klingspor ofrece sus herramientas abrasivas (bandas, rollos, hojas, discos, tiras, discos de fibra, discos de tronzado y desbaste con ligadura de resina sintética, discos abrasivos de láminas, ruedas abrasivas y abrasivos con ligadura elástica) con diferentes tipos de grano. De esta manera se garantiza que la elección del tipo de grano adecuado permita conseguir siempre un resultado óptimo en función del material, la pieza y el objetivo de la aplicación.


Volver a Conocimientos en rectificado
Examinar Nociones en abrasivos